Formar juristas de excelencia con una preparación integral cristiana, capaces de ejercer y desarrollar la profesión en sus diversos ámbitos, promoviendo la investigación y la educación continua ”.