Centro de Estudios de Derecho Penal Iter Criminis se une a comunidad universitaria

Publicado por el

Derecho, Noticias

205Los jóvenes apuntan a una escuela de Derecho que permita llevar a la práctica lo aprendido en las aulas a través del estudio y análisis de distintas temáticas en materia penal.

Con la charla “Historia de la Ley 20.000, tramitación, reformas, estructura y críticas”, el Centro de  Estudios de Derecho Penal Iter Criminis, se presentó a la comunidad universitaria, la tarde de ayer, logrando una excelente convocatoria entre sus compañeros, egresados y alumnos del Magíster en Derecho Penal de la UCSC.

El primer encuentro del colectivo, compuesto por Fernanda Aguilar, Marlene Ávila, Ana Barrientos, Javier Bustos, Pablo Gutiérrez,  Constanza Lara y Horacio Sáez, contó con la notable exposición de Juan Yáñez Martinich, Fiscal Adjunto de la Fiscalía de Talcahuano, y Francisco Molina, ex alumno de nuestra Facultad y  Defensor Penal Público Penitenciario, quienes ahondaron en la Ley 20.000, que sustituye la Ley nº 19.366,  y  que sanciona el tráfico ilícito de estupefaciente y sustancias sicotrópicas.

“Como grupo quedamos conformes con la asistencia de los alumnos de nuestra Facultad, es la primera charla que realizamos, esperamos poder seguir ejecutando otras a posterior. Al finalizar el encuentro  hubo preguntas que generaron un pequeño debate y eso fue más enriquecedor para nosotros”, indicó Fernanda Aguilar.
Motivados por avanzar hacia una universidad con identidad y participación en el área del Derecho Penal, a través de la realización de actividades junto con profesores y otros especialistas, el nuevo grupo intermedio de la Facultad de Derecho, se ha propuesto responder a las constantes e incipientes exigencias de una sociedad que cada día está más crítica con el sistema penal y judicial en nuestra región y país.

“Queremos una escuela de Derecho que no sólo traspase a sus estudiantes contenidos abstractos, sino que lo aprendido se lleve a la práctica y de esa forma concretar nuestra carrera como alumnos completos con las capacidades penales y criminológicas necesarias para la vida laboral”, agregó  la joven.