A Nuestros Queridos Egresados

Publicado por el

Blog Académico

En horas de la tarde del sábado 31 de mayo de 2014, luego de haber participado junto a buena parte del cuerpo académico de nuestra Facultad en la ceremonia de egreso de la generación 2013, tuve la ocasión de reflexionar sobre lo allí acontecido. Sin duda fue un momento de mucha alegría, donde de manera inédita nuestros alumnos junto a sus padres y profesores participaron mancomunadamente en una celebración de este tipo.

Pensé de qué forma vuestros profesores, como sus “padres académicos”, podríamos seguir apoyándolos en su formación, no obstante de que ya no los veremos periódicamente en la sala de clases. De ahí surgió la necesidad de escribir estas líneas, las que se trazan con el sólo afán de darles algunas coordenadas para el destino futuro inmediato, el que, como bien saben, sólo depende de ustedes.

Aquí van:

1.- Determinen qué van a realizar primero: si el examen de grado o la práctica profesional. Si quieren un buen consejo, estudien para el primero, ya que, así, no se privan de tiempo alguno para preparar tal trascendente acontecimiento.

2.- Reúnan los materiales necesarios para estudiar de manera íntegra el cedulario de Derecho Civil y Procesal.

3.- Planifiquen el estudio con tiempo, de tal manera de tener la convicción de estar suficientemente instruidos en todas las materias, dejando un espacio para repasarlas. Ello no significa que algo no pueda ser olvidado, pero, a mayor estudio y comprensión, menor riesgo.

4.- No seleccionen ni eliminen materias, ya que lo más probable es que sean aquéllas las evaluadas.

5.- Descubran el ambiente ideal para el estudio: la casa, la universidad, en grupo, en forma individual, etc.

6.- Consulten las dudas: sus profesores estarán disponibles para contestar sus inquietudes. No olviden que vuestro éxito también lo es el de sus formadores, así como un lamentable traspié también lo es el de ellos.

7.- No olviden que son personas y, por lo mismo, necesitan tiempo para descansar y compartir con sus amigos. No son robots programados en “modo estudio” todo el día.

Para terminar: disfruten esta etapa que, si bien es dura, es la última de su período académico. Luego, a la vuelta de la esquina, los esperará la vida laboral y la responsabilidad de sustentarse a sí mismos y a la familia que lleguen a formar. Aprovechen de sentirse estudiantes y comportarse como tales, que, aunque no lo crean, extrañarán en el futuro. Se los dice un ex alumno de nuestra querida Facultad.

Carlos Céspedes Muñoz
Profesor de Derecho Civil UCSC