21º Aniversario UCSC

Publicado por el

Blog Académico

Javier Gorostegui Obanoz
Segundo Secretario Embajador de Chile en la Haya
Ex alumno UCSC

En algunos meses se cumplirán trece años de la rendición de mi examen de grado en la Facultad de Derecho de la UCSC, a partir de entonces, son varios los capítulos que se suman al de mi   formación universitaria en Concepción: desde la incursión en la docencia con el curso de Historia del Derecho a primer año de la Facultad –lo que recuerdo con cierta nostalgia-, hasta mi incorporación como abogado a la Dirección Nacional de Fronteras y Límites de la Cancillería y posterior ingreso al Servicio Exterior de Chile.
El interés por el Derecho Internacional se lo debo, en gran parte, a quienes fueron mis primeros maestros de Derecho Público, los profesores Fernando Jiménez Larraín, Hernán Varela Valenzuela y Alejandro Enríquez Yévenes. Además de enseñarnos acerca de la teoría política del Estado, la figura de Grotius y el valor especial de tratados y costumbre,   ellos fueron guías que con su ejemplo contribuyeron a incentivar una línea de investigación rigurosa y creativa, particularmente en el marco del   Departamento de Derecho Internacional creado con la ayuda de un pequeño, pero motivado grupo de estudiantes. La oportunidad que tuvimos de participar en congresos de Derecho, dentro y fuera del país, en representación de la Facultad, no hizo más que mostrarme que el Derecho Internacional Público constituía un elemento de unión, certeza y estabilidad entre los Estados, y convencerme que era el campo al que quería estar vinculado en mi futuro académico y profesional. La actuación de buena fe, la intangibilidad de lo pactado, el respeto a los Derechos Humanos, la mantención de la paz y seguridad internacional, constituían todos principios notables que se debían proteger y promover, en concordancia plena con aquellos valores defendidos por la Universidad.

Actualmente me desempeño como funcionario diplomático en la Embajada de Chile en La Haya, integrando el equipo encargado de la defensa de nuestro país en el asunto del límite marítimo ante la Corte Internacional de Justicia, y concluyo mis estudios de doctorado en Derecho Internacional del Mar en la Universidad de Utrecht, Países Bajos. Los años y experiencias vividas en mi Alma Mater, no generan sino palabras de gratitud hacia quienes fueron mis profesores y compañeros, y hacia la Facultad y ciudad de la cual me siento parte pese a la distancia. Muy feliz aniversario.